domingo, 5 de abril de 2020

Roscos fritos





Hoy es Domingo de Ramos, oficialmente hoy comienza la Semana Santa del año 2020, porque un día como hoy Jesús entraba en Jerusalén y la multitud lo aclamó como el Mesías, agitando palmas y ramos de olivo. Pero hoy la celebración será diferente. Hoy no se puede ir a Misa, y por lo tanto hoy no podemos llevar a casa los ramos vendecidos, hoy no estrenaremos alguna prenda de ropa para ir a ver la procesión de la Borriquita...hoy nos seguiremos quedando en casa.
Pero lejos de ponernos tristes...nos metemos en la cocina a hacer algún dulce típico de éstas fechas. Los dulces siempre animan, ¿no? y si lo unimos a tradiciones...pues parece que saben mejor, porque es cómo esperar ésta fecha para poder comerlos y la espera hace que le tengamos más ganas, por lo menos a mi me pasa.
Pues en ésta ocasión os traigo unos roscos fritos con la receta de mi suegra, sí una receta de las que sí o sí he tenido que adaptar y me ha costado mucho elaborar, porque a la pregunta de ¿suegra, cuántos gramos de harina? la respuesta era..."pues tú vas echando hasta que admita, como 2 puñados gordos"...a la pregunta ¿"sue" cuántos gramos de azúcar? la respuesta era..pues según te gusten de dulzor, a mi ya sabes que no me gustan muy dulces; a la pregunta de ¿cuánta levadura? la repuesta era..."pues un puñaico"...jajaja así todo, bueno no, que lo que me quedó claro era que tenía que echarle "2 huevos" (en todos los sentidos jejeje)
Así que allá va mi receta con gramos y unidades...espero que mi suegra me dé el visto bueno. Gracias por compartir tu receta, Carmela la del Cano. 



INGREDIENTES:
Para unos 12 roscos

  • 2 Huevos XL o 3 huevos M 
  • 100 gr de azúcar o 5 cucharadas bien colmadas
  • 70ml de aceite suave o 7 cucharadas
  • 90 ml  de leche entera o 9 cucharadas
  • 2 gaseosillas El Tigre o 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 550 gr de harina blanca normal aproximadamente
  • Raspadura de 1 limón
  • 1 rama de canela
  • Canela en polvo para rebozar
  • Azúcar para rebozar
  • aceite suave para freír

Ponemos en un cazo a infusionar la leche (ésto es opcional, pero a mi me gusta complicarme según mi suegra jeje) con una cáscara de limón y una rama de canela, es decir, se lleva la leche a ebullición y se deja que se enfríe. (Se puede hacer en un vaso en el microondas que es más cómodo).
En un bol ponemos los huevos y echamos  el azúcar batiendo bien para que se integre, puede ser con un tenedor o unas varillas. Después echamos la leche, el aceite, las gaseosillas y una cucharadita de canela en polvo, y removemos bien. Por otro lado mezclamos la harina con la levadura (si no tenemos gaseosillas) y la vamos echando removiendo hasta que la masa se vaya ligando. Tiene que quedar una masa un poco pegajosa, porque si no, luego los roscos quedan duros. 
Pasamos nuestra masa a una encimera limpia en la que untamos un poco de aceite al igual que en nuestras manos. La amasamos hasta que veamos que se ha quedado lisa, un poco, no hace falta demasiado y en un recipiente la dejamos reposar media hora tapándola con un trapo. Mientras, preparamos un bol con azúcar y canela y el aceite para freir.  
Para darle forma a nuestros roscos podemos usar varias formas, mi suegra coge una bolita de masa, hace un churrito, pega los extremos y luego le hace un corte por el medio, para que queden como dobles. Otra forma, es hacer 2 bolitas, unirlas y hacerles un agujero en medio (la que a mi me gusta) y por último estirar la masa y con un vaso y una taza de té hacer los cortes circulares (así quedan muy redondos pero un poco aplanados).
Ponemos un cazo o sartén honda con aceite suave y cuando esté caliente vamos echando nuestros roscos dándoles vueltas hasta que queden bien dorados. Los pasamos a un plato con papel absorbente y a continuación los rebozamos por una mezcla de azúcar y canela.

Y ya están listos, que mejor manera que pasar un Domingo de Ramos en casa, ¿verdad? 



No hay comentarios: