jueves, 5 de diciembre de 2019

Besitos de coco




Los Besitos de Coco son un postre delicioso, que puedes hacer de manera rápida y fácil para sorprender a los tuyos en éstas fechas navideñas o en cualquier ocasión.
Son muy ligeros, dulces pero no demasiado y tienen ese toque exótico que le da el coco. Como ves, los ingredientes son muy fáciles de conseguir (en el Lidl venden el coco rallado en bolsitas a muy buen precio).
Y quien merece que le estemos dando besitos de coco o de cariño todo el tiempo es ella, mi cuñada Carmen Loli, porque es una mujer insuperable, una madre abnegada (de 3 niños, Carmen, Sergito  y Daniel) y entregada, una mujer con un coraje, una seguridad y una fuerza que no exagero si digo que es la única persona que conozco así, y quien la conoce sabe que no exagero. Siempre tiene buenas palabras para todo el mundo, siempre está dispuesta a hacer bien a los demás, y aunque la vida aparentemente  le pone continuamente trabas, yo creo que está tocada con una varita mágica y con ella hace milagros, como vivir feliz, hacer felices a los de su alrededor y hacer de los "dramas"...  anécdotas llenas de experiencias. 




INGREDIENTES:

  • 250 gr de coco
  • 140 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 ralladura de 1 limón


En primer lugar vamos a batir con unas varillas los huevos enérgicamente para airearlos y después le echaremos el azúcar la y ralladura de limón y batiremos de nuevo hasta conseguir una crema. 
El segundo paso es ir echando el coco poco a poco e ir mezclando con movimientos envolventes con una espátula o lengua hasta que quede bien integrado. Precalentamos el horno a 165ºC.
Dejamos la masa obtenida reposar unos 15 minutos para que el coco absorba bien y haremos bolitas con las manos que dispondremos en una bandeja de horno con papel para hornear.
Horneamos durante unos 15 minutos, hasta que las bolitas estén doradas.
Y así de sencillita es ésta receta, tan fácil que la ha hecho de manera íntegra mi hija de 11 años, así que...no pierdas tiempo y ponte manos a la obra en éstos días que seguro que tendrás un poquito más de tiempo libre. 


domingo, 24 de noviembre de 2019

Baklava


Han pasado 16 años desde que probé éste dulce tan rico en Turquía por primera vez, sí, 16 años ya,  lo cual me hace pensar que si hace tanto tiempo que visité un país tan bonito, diferente y con una repostería tan exquisita, es que me estoy haciendo mayor, jejeje. Turquía me brindó la experiencia de conocer una arquitectura monumental muy especial, una historia muy interesante, unos paisajes alucinantes (que síiiiiiiii que La Capadoccia es igualica a Guadix, jijiji) y conocer a nuestros amigos de Santander, que aun a pesar de la diferencia de edad con ellos, unos 20 años, disfrutamos junto a ellos de un viaje inolvidable y degustamos entre otros dulces la Baklava. Así que por vosotros ésta receta amigos: Amparito, Roberto, Mª Jesús y Juan Pablo...fue un placer conoceros.
Y un placer es el que vais a sentir al comer éste postre, ya que a pesar de que pueda parecer empalagoso por llevar almíbar, creedme que no lo es, es delicado, suave, intenso y dulce, y de verdad que es muy sencillo de hacer, y cuando lo hagáis, hacedlo acompañándolo de un té verde con menta y será una auténtica delicia. 
¡Ah! y si no habéis visitado Turquía, en concreto Estambul...os lo recomiendo, es una ciudad que te hace alucinar y sentir que estás en el cuento de "Las Mil y una Noche".




INGREDIENTES:

  • 12 láminas de pasta filo
  • 250 gr de pistachos pelados y sin sal
  • 100 gr de almendra cruda 
  • 100 gr de nueces
  • 100 gr de mantequilla sin sal
  • 100 gr de panela o azúcar moreno
  • 1 cucharada de canela molida
  • 1 cucharadita de nuez moscada molida
Para hacer el almíbar:
  • 100 gr de miel
  • 120 ml de agua
  • 1 corteza de un limón
  • 60 gr de azúcar blanca
  • zumo de medio limón
  • 1 vaina de vainilla 

Lo primero que haremos de todo será triturar los frutos secos, menos 50 gr de pistachos, los podremos en un bol y echaremos la panela, la canela y la nuez moscada y mezclaremos todo muy bien. Así de fácil tenemos nuestro riquísimo relleno. 
Por otro lado, vamos a derretir la mantequilla en el microondas. A continuación ponemos una lámina de pasta filo en nuestro molde y recortamos lo que nos sobra, así con todas las hojas para que queden justas. Se cortan fácilmente con unas tijeras de cocina. Pincelamos con mantequilla toda la hoja y ponemos 3 más con mantequilla en cada una de ellas, de tal modo que se quede en la base 4 hojas. Ponemos encima nuestra mitad del relleno y volvemos a hacer los mismo con 4 hojas más. Terminamos de echar nuestro relleno y tapamos con las últimas 4 hojas. Si tu paquete de hojas filo tiene menos, no te preocupes, las haces con las que tengas.
Es el momento de cortar las porciones, pasamos un cuchillo y hacemos cuadraditos o rombos y llevamos nuestra baklava al horno calentado a 180º durante 30 minutos, cuando esté doradita le ponemos papel de aluminio por encima y seguimos horneando 15 minutos más , así no se nos quemará la parte de arriba.
Mientras se hornea preparamos el almíbar, poniendo todos los ingredientes en un cazo y llevándolo a ebullición, dejaremos hervir unos 3 minutos sin dejar de mover. Retiramos la corteza del limón y la vaina de vainilla.
Sacamos la baklava del horno y bañamos con el almíbar. Repartimos los pistachos reservados por encima y ya tenemos listo éste delicioso dulce turco .
Ya sabes, no te olvides de acompañar con un té de hierbabuena...te aseguro que con éste postre vas a dejar a todos embelesados y con ganas de más. 

viernes, 23 de agosto de 2019

Arroz con leche cremoso




El arroz con leche es un postre tradicional de la cocina española, sencillo de elaborar y a su vez delicioso. Fijaos si es sencillo que hasta los "guiris" que han estado de beca Erasmus por España, lo pueden hacer a sus familiares cuando estén ya por casa. Y es lo que he hecho yo... que tras haber terminado mi (pseudo) beca Erasmus, me he marcado este postrecito para tener bien contenta a la familia, jejeje.
Y es que este curso escolar he estado trabajando en Sevilla, pero para algunos... he estado de beca Erasmus jijiji. Me fui apenada, la verdad, dejaba a mi familia en casa y yo me iba a 485 km aproximadamente a trabajar, pero...volviendo la vista atrás, ha sido un año extraordinario. He trabajado en un IES que me ha dado la oportunidad de aprender de lleno lo que es la educación social y me ha encantado, de la mano de un equipo de trabajo maravilloso, profesionales como la copa de un pino y sevillanos y sevillanas (algunos de adopción) que me han enseñado y además me han arropado como una más de su familia...a mis compis del IES Siglo XXI...siempre os llevaré en mi corazón; mis chicas del siglo XXI: ¡os quiero!.
Además he estado en la EOI de Mairena estudiando el b2 de inglés (siiiii, aun sigo en el empeño) y aquí también he conocido gente super maja, como mi compi de batallas, que no sé que habría hecho sin sus ánimos. 
Y todos los fines de semana, viajando de Sevilla a Almería y  viceversa me han dado la oportunidad de pasar 4 horitas en coche con gente super maja, compartiendo experiencias, risas, confidencias...toda una aventura que sin duda tampoco olvidaré, así que un abrazo a mis compis de viaje.
Y ésta "beca Erasmus", sin ti Mª del Mar, no hubiese sido lo mismo, nos hemos acompañado en momentos en los que tú y yo eramos familia, hemos reído como si tuviésemos la edad del pavo, hemos llorado por añoranza, hemos descubierto sitios, escenarios, eventos...y todo juntas. Cuánto me alegro de que aparecieras en mi vida, AMIGA.

Por eso... nunca juzgues sin conocer, primero vive, y después opina, porque cuando y donde menos te lo esperes... puedes encontrar un extra de felicidad. 

PD: Gracias Víctor, por estar al otro lado haciéndolo tan pero que tan bien como lo has hecho. Te quiero.



ARROZ CON LECHE CREMOSO

Ingredientes:

  • 1 litro de leche entera fresca
  • 135 gr de arroz redondo (yo uso SOS especial postres y me encanta)
  • la piel de 1 naranja o 1 limón ( me gusta muy aromatizado)
  • 1 palo de canela
  • 1 pellizco de sal
  • 150 gr de azúcar
  • 45 gr de mantequilla sin sal
  • canela molida
Poner la leche a hervir con la canela , la pizca de sal y la piel de naranja . A continuación echar el arroz. Hervir durante 45 minutos a fuego medio y removiendo continuamente. Ahora es el momento de echar el azúcar y la mantequilla y removemos bien hasta integrar cociendo nuestro arroz con leche durante 10 minutos más.

Retiramos la canela y la piel de naranja y vertemos en una fuente o en tarritos individuales. Finalmente lo espolvoreamos con canela y dejamos enfriar . Ya solo nos queda disfrutar de este arroz con ese peculiar sabor a canela y cítricos, mejor si es en familia. 




lunes, 17 de diciembre de 2018

Natillas de galletas de canela




Mucho tiempo sin pasar por aquí, mucho tiempo sin disfrutar de éste pasatiempo,  de mi blog el que con tanto cariño puse en marcha para mi misma en primer lugar y para toda aquella persona que quisiera disfrutar conmigo. Éste hobby que me permite escribir, tomar fotografías y por supuesto...elaborar postres, algo importante en mi vida desde que era adolescente, un tiempo empleado en la cocina que me relaja, y me hace ser un ratito feliz.
Pero la vida no está compuesta siempre de ratitos felices, y hay ratitos muy amargos y difíciles que hacen que perdamos de vista el objetivo de la vida que es VIVIR. Y para mi vivir es llenarme de experiencias, por supuesto malas de las que se aprende, pero resaltar las buenas y como digo, convertirlas en ratitos felices, para cuando vas a dormir, cerrar los ojos y pensar...¡jolines ojalá viva muchos años más porque esta vida sólo la voy a vivir una vez y es una maravilla!
Y últimamente no duermo todo lo que quisiera y por tanto me falta hacer esa reflexión...hay que intentar buscar los ratitos felices y no acostarnos sólo pensando en los difíciles.
Pues en ello estoy...os prometo que le voy a poner empeño, y el primer ratito feliz... ya lo estoy viviendo, así que si me estás leyendo, gracias por compartirlo conmigo, espero que para ti también lo sea.
PD: Una de las propiedades de la canela, es disminuir la fatiga y mejorar el estado de ánimo.

INGREDIENTES: 

  • 700 ml de leche entera fresca
  • 4 huevos tamaño M
  • 120 gr de azúcar moreno
  • 1 ralladura de limón sin la parte blanca
  • 1 rama de canela
  • Canela para espolvorear
  • 1 vaina de vainilla (opcional)
  • 8 galletas de canela (Napolitanas)

Machacar las galletas convirtiéndolas en polvo,  ponerlas en una olla y añadirles los huevos, la leche, la vainilla, la corteza del limón y la rama de canela.  Mezclarlo todo con unas varillas y poner al fuego medio sin dejar de remover. A los 10 minutos aproximadamente comenzará a espesar  y a coger la consistencia propia de las natillas. Retirar del fuego y seguir removiendo durante 2 minutos mas para evitar la aparición de grumos.
Servir en copas individuales o cuencos y cuando estén frías espolvorear con la canela.





jueves, 4 de enero de 2018

Roscón de Reyes (receta rápida SIN masa madre)



"Ya vienen los Reyes Magos, ya vienen los Reyes Magos, caminito de Belén, olé, olé, Holanda y olé, Holanda ya se ve, ya se ve , ya se ve"
Pues eso, que estamos a 1 día de la noche más esperada por niños y niñas de todas partes del mundo, la víspera de la Epifanía del Señor. Una tarde noche en la que  nos engalanamos para ir a la Cabalgata de los Reyes Magos, en la que metemos bolsas en los bolsillos de los abrigos para coger caramelos, en la que estamos nerviosos los mayores por ver a los peques tan ilusionados, y los peques nerviosos por saludar a sus Majestades. Por la noche, cuando volvemos a casa preparamos comida y bebida para que los camellos que vienen de Oriente tan cansados repongan fuerzas y por supuesto para agasajar a Melchor, Gaspar y Baltasar.
Y como manda la tradición, en todas las casas de España, los niños y niñas se levantan bien temprano el día de Reyes para ver los regalos que les han dejado, van a la cama de los papás y mamás para que los acompañemos y tras ver los regalos, desayunamos un chocolate calentito con un buen trozo de roscón de Reyes...ainssss que día más bonito y que riquísimo está el roscón, y sobre todo si es hecho en casa. Así que si aún no has hecho tu roscón, mira esta receta que es bien facilita y que te aseguro que te sorprenderá en primer lugar el sabor, y el olor que deja en toda la casa, y en segundo lugar te sorprenderá el orgullo que se siente cuando haces  el roscón en casa y escuchas  a todo el mundo saborear su trozo de roscón. 



INGREDIENTES: 



  • 2 huevos medianos
  • 160ml de leche
  • 480gr de harina de fuerza (es muy importante hacerlo con este tipo de harina)
  • 8gr de levadura seca o de panadería (NO es la química tipo Royal)
  • 60gr de mantequilla
  • 80gr de azúcar blanco
  • 30gr de miel (yo he usado sabor a naranja)
  • 5gr de sal
  • 2 cucharaditas de agua de azahar (si es esencia mirar las equivalencias en el envase)
  • 1 cucharadita de ron (yo he usado ron miel)
  • Corteza de naranja y de limón
  • 2 palos de canela
  • Nata, crema pastelera, nutella...
  • Frutas confitadas, perlas de azúcar, azúcar glas, almendras laminadas, guindas en almíbar...


  • Ponemos a hervir la leche con la canela, las cortezas de limón y naranja, y cuando rompa a hervir lo apartamos del fuego y dejamos infusionar. Cuando la leche esté templada, es el momento de añadirle el agua de azahar, la miel, el ron, el azúcar y la sal. 
    Por otro lado, en un bol batimos los huevos y los mezclamos con la leche. A este liquido le vamos añadiendo poco a poco la harina mezclada con la levadura hasta obtener una masa homogénea, yo lo he hecho con el gancho de la amasadora, pero podéis hacerlo a mano. A continuación, le agregamos la mantequilla cortada en dados y seguimos amasando, hasta que ésta quede bien integrada. Sacamos nuestra masa del bol y lo untamos con un poco de aceite. Volvemos a meter la masa en el bol, lo tapamos  con film transparente y dejamos reposar una hora en un lugar cálido (si hace mucho frío en nuestra cocina, podemos poner el horno a 50º y meter dentro la masa con la puerta entreabierta), o hasta que haya doblado el volumen. 
    Pasado el tiempo, enharinamos nuestra encimera o superficie lisa, nos untamos las manos con aceite porque la masa es muy pegajosa y hacemos una bola con la masa. A continuación, sacamos nuestra bandeja del horno y ponemos papel de hornear, para disponernos a hacerle un gran agujero en medio, (podemos ponerle un aro para que no pierda la forma, pero no es necesario). De nuevo dejamos reposar unos 45 minutos. 
    Pintamos nuestro roscón con huevo batido y decoramos según nuestro gusto. Horneamos a 190º durante unos 20 o 25 minutos dependiendo de lo cocido que nos guste . Hay que vigilarlo para que no se pase del punto dorado, porque si se pasa quedará duro en vez de esponjoso. 
    Lo podemos comer solo o con relleno, (para cortarlo para rellenar hay que esperar a que esté totalmente frío)
    De verdad que merece la pena hacerlo, no es una leyenda urbana eso de que saben distintos a los comprados, jejeje. 



    domingo, 24 de diciembre de 2017

    Miguelitos



    ¡Corred, corred, que aún estáis a tiempo de hacer un postre en casa para la noche más familiar del año! Es una receta tan fácil y resultona, que cualquier estudiante podría hacerla en un plis plas, sólo necesitas tener unos pocos ingredientes, encender el horno, y ponerle mucho amor del navideño.
    Espero que mis estudiantes favoritos, la hagan con cariño y que disfruten haciéndola tanto como disfruté yo con ellos y ellas en clase. Mis futuros mediadores comunicativos del IES Nº1- Universidad Laboral de Málaga que con ellos y ellas me estrené como "profe", y pude vivir una de las experiencias que más me han hecho disfrutar y sentirme realizada profesionalmente. Juntos a mis estudiantes trabajé duro para transmitirles el amor hacia una profesión tan bonita como es mediar entre personas sordas, sordociegas y con problemas en la comunicación; una profesión en la que se aprende una lengua tan maravillosa como es la Lengua de Signos Española y una profesión en la que si no tienes vocación, difícilmente te puedas dedicar a ella. Os deseo todas la suerte del mundo...¡os quiero!
    Agradecer a mis compañeras Ana, Carmen, Emi, Miguel, Patricia y Virtudes su ayuda incondicional y al equipo directivo y conserjes del IES Nº1 de Málaga, su acogida calurosa desde el principio. ¡Besos y Feliz Navidad! ¡Feliz Navidad para tod@s!

    INGREDIENTES:

    1 plancha de hojaldre (a mi me gusta la del Lidl)
    3 yemas grandes de huevo 
    300 ml de leche entera (1 vaso y medio)
    6 cucharadas  grandes rasas de azúcar 
    1 cucharada grande colmada de harina de maíz (Maizena)
    1 vaina de vainilla (opcional)
    Azúcar glas para espolvorear

    Precalentamos el horno a 200º. Lo primero que haremos será preparar la crema pastelera; en un cazo mediano pondremos un vaso de leche con 3 de las cucharadas de azúcar y la vaina de vainilla. El otro medio vaso de leche lo reservamos para desliar la harina, removemos bien para que no queden grumos y lo agregamos al cazo. Por otro lado, batimos las 3 yemas con las 3 cucharadas restantes de azúcar y lo mezclamos bien con la leche del cazo. Lo llevamos a ebullición a fuego lento y removemos todo el tiempo hasta que la crema quede bien espesita.
    Ponemos la plancha sobre la encimera y con un cortapizza o un cuchillo bien afilado, cortamos en porciones cuadradas y metemos en el horno, cuando estén doradas, aproximadamente 10 minutos, las sacamos y dejamos enfriar. Cada uno de los cuadraditos los dividimos por la mitad usando el cuchillo afilado.
    Por último, montamos los Miguelitos, poniendo la crema sobre los cuadrados de hojaldre y poniendo una tapa encima. Espolvoreamos con mucha azúcar glas, y como dije, estarán hechos en un plis plas.