viernes, 10 de abril de 2020

Barriguitas de vieja o Papaviejos


Pues ya hemos llegado al primer Viernes Santo de nuestras vidas...sí, como lo estás leyendo, el primero de nuestras vidas viviéndolo desde casa, porque seguimos en cuarentena por el COVID-19, así que entre las cosas que estamos haciendo de forma diferente, una de ellas ha sido elaborar ésta receta con mis amigas, las "Chicas ASOAL". Un grupo de amigas unidas por la Asociación Provincial de Personas Sordas de Almería, y que tras el paso de los años...que algunas hace mil que pasaron por allí (no hace falta decir nombres jejejej) siguen disfrutando de ratos increíbles juntas. Y uno de los últimos ha sido quedarnos en nuestras casas, pero juntas y... la diversión y el buen rato estaban asegurados.
¿Quién si no iba organizar la reunión (reposteril)? pues Bety, esa amiga con la que todo el mundo puede contar y que además es sosegada, organizada y disciplinada; la presencia de Mirella, fundamental, pues ella era quién nos instruía en la receta... porque cocinera como Mirella, no la conozco, lo mismo te hace un trampantojo, que una espuma de erizo que un postre tradicional; y para supervisar que se cumplían las normas de higiene y salud...allí estaba ella, Alicia, la que si tu ojo no ve, el de ella ve lo tuyo y el del vecino, vamos, que teníamos todas las campanas extractoras como los chorros del oro jejeje. Al ratillo de empezar llegó Loli, que claro, le perdonamos eso y que se tirara 10 minutos para conectar el audio porque luego es la que le saca punta a todo y nos hace reír a todas da igual dónde y el momento que estemos pasando. A todo ésto allí estaba Mariloli con su levadura fresca (ella a lo suyo) que a las 2 horas de terminar la receta, fue cuando nos enseñó el resultado, (lo que nos pudimos reir), no como Angelines que con su dulzura innata y su saber estar hizo unas barriguitas preciosas, y qué decir de Mª Mar, pues que preguntó 40 veces qué se le echaba, que pararamos porque íbamos muy rápido, (abre y calienta unas latas de pisto como nadie jejeje) y que al final no sabemos si hizo las barriguitas o tortitas de camarones. Y cuánto echamos de menos a Plácida...que seguramente estaba poniéndose a punto para la reunión (siempre va impecable  y conjuntada a todos sitios) y al final se nos caducó la sesión cuando ya estaba para entrar jejeje. Y ¿quién fue la alumna aventajadaaaa? pues yo, que se note que tengo un blog de postres, ¿no?
En definitiva, que pasamos un rato divertidísimo, que todas aprendimos a hacer un postre tradicional de Semana Santa y que aunque fui la última en llegar al grupo (y bien que me lo recuerda alguna, jejej) os siento AMIGAS ante todo y para todo


INGREDIENTES:

  • 1 Huevo L
  • 2 ó 3 cucharadas colmadas de azúcar (yo le puse 3)
  • 250 ml (1 vaso lleno) de leche entera
  • 1 corteza de limón
  • 1 rama de canela
  • 2 ralladuras de limón
  • 250 gr (1 vaso y 2 cucharadas más) de harina blanca normal
  • 8 gr o 1/2 sobre de levadura química (tipo Royal) 
  • Azúcar y canela en polvo para rebozar


Ponemos a infusionar la leche con la rama de canela y la corteza del limón (aunque es opcional, se lleva la leche a ebullición y se deja el cazo tapado hasta que se temple o enfríe).
En un bol, ponemos el huevo y lo batimos energicamente con el azúcar. A continuación, agregamos la ralladura de los limones y la leche y volvemos a batir. Por otro lado tamizamos (pasamos por un colador) la harina junto a la levadura y lo vamos echando sobre la mezcla líquida, removiendo con unas varillas o tenedor hasta que se nos va integrando. Se nos queda una masa líquida pero con un poco de consistencia. 
En un cazo o sartén honda ponemos aceite suave a calentar, y cuando esté bien caliente le bajamos la temperatura a la mitad. Con una cuchara grande la llenamos a la mitad y volcamos la masa sobre el aceite, las barriguitas crecerán , así que no pongas muchas al mismo tiempo. Yo fui friendo de 3 en 3. Les vamos dando vueltas para que se doren bien y las sacamos a un plato con papel absorbente.
Por último, pasamos nuestras barriguitas por la mezcla de azúcar y canela y las rebozamos bien. 
Pues nada más, que es lo recomiendo hacer, porque es un postre tradicional de la zona de Almería, muy sencillito y queda muy rico.

PD: Gracias Mirella por prestarme tu receta para mi blog, muac. 


7 comentarios:

Mirella dijo...

Noe! me encanta cómo mejoras las cosas!! tú haces que la receta más simple parezca espectacular. Seguro que los tuyos eran los más ricos. Lo pasamos súper bien. ¡Gracias amiga!

Noemi de No Sin Mi Postre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Noemi de No Sin Mi Postre dijo...

Ainssss muchas gracias a ti... por tu receta lo primero , lo segundo por el comentario (que te ha costado jajaja ) y tercero por tenerte como amiga. Besitos

Betty dijo...

Noe me ha encantado tu reseña del blog.... que bonito escribes, eres maravillosa.... la receta estuvo genial, el momento espectacular... gracias amiga.... abrazos fuertes 🥰🥰💋💋💋

Loli Hernandez dijo...

Que bien lo pasamos y nos salieron de 10....siempre aprendemos de ti y de Mirella dos grandes cocineras.

Noemi de No Sin Mi Postre dijo...

Muchas gracias amiga, la verdad es que fue un placer hacer esta receta con vosotras. Un besazo

Noemi de No Sin Mi Postre dijo...

Gracias amiga, otro día tenemos que hacer una reunión de croquetas, (porque lo de los postres...ejem ejem) que por algo te llaman La reina de las croquetas. Un besito