domingo, 20 de noviembre de 2016

Magdalenas



Magdalenas, o como diría mi hija Aitana, "Mandalenas". Pues aquí os dejo una receta infalible de estos pequeños bizcochos, que gustan lo mismo a mayores que a pequeños y que apetecen comer a cualquier hora, en el desayuno, como merienda o después de almorzar con un café , y la ventaja que tienen es que son muy fáciles de hacer, si sabes hacer un bizcocho, puedes hacer magdalenas y además solo necesitamos ingredientes que solemos tener en casa, y con ésta receta de Postreadicción siempre, siempre salen esponjosas y con el copete alto. El truco está en refrigerar la masa, y esto a priori puede echar para atrás, sobre todo si sois como yo un pelín impacientes, pero si en vez de meter la masa en el frigorífico, la metéis en el congelador, que ha sido lo que he hecho esta última vez, el resultado es igual de bueno, y sólo es media hora, y en éste tiempo pues aprovechas para comer algo de chocolate, leer un capítulo de un libro, por ejemplo "Sexo con amor es magia y si no, gimnasia", por cierto libro que os recomiendo, si queréis divertiros y pasar un buen rato leyendo, o recoger la cocina, en fin, que cada una/o que dedique la media hora de espera a lo que le sea más útil, jejeje.



MAGDALENAS

Ingredientes para 12 magdalenas:


  • 2 huevos
  • 180 gr de azúcar
  • 60 gr de leche entera
  • 170 gr de aceite de oliva
  • 210 gr de harina de trigo
  • 7 gr de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de canela
  • ralladura de limón o un chorrito de agua de azahar

Lo primero que haremos será batir los huevos con el azúcar hasta que nos quede una mezcla esponjosa y blanquecina (si es con amasadora a velocidad media), a continuación mezclamos la leche y el aceite y se lo añadimos a ésta mezcla. Por otro lado tamizamos la harina con la canela, la sal y la levadura y le incorporamos la ralladura de limón. Lo vertemos sobre la mezcla de huevos y azúcar y mezclamos a velocidad suave; una vez mezclado batimos ahora a velocidad alta durante 3 minutos. Tapamos la masa con un film y llevamos a la nevera durante 4 horas mínimo o metemos en el congelador durante media hora.
Ahora aprovecharemos para precalentar el horno a 210º C y preparar una bandeja para magdalenas con las capsulas, (si no tenemos esta bandeja de hornear magdalenas, podemos comprar capsulas desechables de aluminio y meter las capsulas aquí, ya que éstas aguantan el peso, de otra manera las capsulas se abren y las magdalenas no quedan altas).
Cuando saquemos la masa del congelador o frigorífico, volvemos a batir de manera enérgica durante 1 minuto para meter aire a la masa. Llenamos las capsulas 3/4 partes de su capacidad (yo uso una cuchara de servir helado ya que es la medida justa y resulta muy cómoda). Ponemos una media cucharada de azúcar blanquilla encima de cada magdalena y horneamos durante 18 o 20 minutos a 190ºC. Y ya tenemos listas nuestras magdalenas caseras, de verdad que merece la pena, el sabor es el tradicional y nada que ver con las compradas. ¡animaos a hacerlas! como os dije, la receta es infalible. Besitos.

2 comentarios:

Loli dijo...

Ya las he probado y me han encantado pienso hacerlas !!! Ya os contaré

Noemí Borrego Miras dijo...

Gracias Loli, seguro que te salen riquísimas. Al final dejas el puesto de reina del pollo para ser reina de los postres, jejejeje.