jueves, 22 de octubre de 2015

Pastel Inteligente (con cariño para mi amigo Jose Antonio Martínez)

 
 
 
No sé ni como empezar a escribir...
¿Quién me iba a decir a mi que iba a dedicarte un pastel de esos para los que rápidamente te prestabas  voluntario a probar y que según tú siempre estaban "espectaculares", y que lo haría con un nudo en la garganta y lagrimas en mis ojos porque ya no estás? Trago saliva, y aquí va mi pequeño homenaje para ti ,amigo, que te fuiste físicamente pero que sigues para siempre instalado en el corazón de todos los que te queremos.
Y no podía ser otro postre sino éste...un postre como tú, que a priori parece un postre normal como la mayoría, pero luego te sorprende tanto que engancha, es dulce pero no empalagoso, atractivo, suave, mágico...y por supuesto inteligente como indica su nombre, porque inteligente era una de tus cualidades más destacadas. Siempre me asombrabas contando hechos históricos, hablando de actualidad, respondiendo preguntas del Trivial que sólo tú podías saber, contando anécdotas, ¿cómo es posible que sepas tanto y de todo? solía preguntarte con admiración, y tú, desde la humildad que te caracterizaba me contestabas "anda, Nobemí, que no es para tanto, que da la casualidad de que lo leí un día y se me quedó grabado" (¡pues menuda grabadora tenías!). Eras dulce, encantador, cortés, trabajador, amable, servicial, bueno, aventurero, valiente, solidario, respetuoso... simplemente, eras un tipo único.  Y aunque yaces libre donde más te gustaba estar en el mundo, en tu montaña, en el Mulhacén...desde allí te siento y te escucho decirme "Vive a tope", porque los tipos únicos nunca mueren, viven a tope en el corazón de los demás.
Te echo de menos.

 
 
PASTEL INTELIGENTE
 
Ingredientes:
  • 8 yemas de huevo tamaño M
  • 8 claras de huevo tamaño M
  • 250 gr de mantequilla previamente derretida pero enfriada
  • 300 gr de azúcar
  • 1 litro de leche templada
  • 225 gr de harina
  • 1 Ralladura de limón
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla o una vaina de vainilla
Este postre se llama inteligente porque con una sola masa conseguimos un pastel con 3 texturas, una de bizcocho, otra de flan y la última de pudin. Es muy fácil de hacer y sorprenderá a todo el que lo haga pero sobre todo al que lo pruebe. La receta la copié de un blog que me tiene enamorada, Kanela y Limón.
 
Lo primero que haremos será calentar el litro de leche y dejar que se temple a temperatura ambiente. En segundo lugar batimos las claras hasta montarlas firmemente y las reservamos en la nevera. Por otro lado, batimos las yemas con el azúcar y la esencia de vainilla (si lo que tenemos es vaina, la dejaremos macerar en la leche) hasta que se vuelva una crema blanquecina y espumosa. Le añadimos la mantequilla, la leche, la harina y la ralladura de limón. Mezclamos todo muy bien y le añadimos las claras con movimientos envolventes.
Precalentamos el horno a 180ºC y aprovechamos para preparar el molde (si puede ser, rectangular y hondo; venden unos desechables muy cómodos) untándolo de mantequilla y espolvoreándolo con harina. Vertemos la mezcla y llevamos al horno, primeramente 10 minutos a 180ºC y posteriormente 50 minutos a 160ºC.
Una vez frío, espolvorear con azúcar glas y cortar en porciones.


4 comentarios:

Loli dijo...

Para que tu le dediques este postre a jose antonio sin duda sera el mejor de tu blog.

Noemí Borrego Miras dijo...

Eso no lo dudes, Loli. Gracias por el comentario. Muac.

Antonio Tapia dijo...

Esta Navidad sera el postre estrella de mi mesa , un postre inteligente y con amor.... un beso salud y fuerza

Noemí Borrego Miras dijo...

Ainssss Antonio, ¡pero mira que eres "bonico"! Gracias por tus palabras y por estar siempre. Muchos besos para ti también.