domingo, 22 de junio de 2014

Palmeritas de Nutella (LSE)


El frigorífico y la despensa de alguien dicen mucho de una persona, en mi humilde opinión. Por ejemplo, en casa de mis amigos M.Mar y Pepito la parte de abajo del frigorífico está destinada exclusivamente a los botellines de cerveza, es decir, si por sorpresa nos "plantamos" en su casa una noche, pues con total seguridad sabemos que beberemos cerveza fresquita; en la casa de nuestros amigos Antonio e Irene, una gran parte de la despensa está reservada a las latas de foie, así que si casualmente a final de mes aparecemos en su casa con la maleta y con la intención de pasar un fin de semana...sabemos que tenemos aseguradas las tostas con foie y mermelada de arándanos; a la casa de nuestros amigos Julia y Jose, es muy recomendable ir cualquier mediodía, ya que en el mueble de al lado del frigorífico, hay garrafas de un vermout que "te pone muy agustito"; y si alguien viene a mi casa de sopetón...pues sin duda les puedo ofrecer uno de las mayores guarradas del mundo pero que produce un placer infinito... METER EL DEDO EN EL BOTE DE NUTELLA.
Así que si sois como yo, que aun teniendo 3 botes de Nutella sin empezar en casa, vais al supermercado y os traeis otros 3 porque os angustia quedaros sin ningún bote, id corriendo a la despensa a por uno de ellos y poneros manos a la obra con estas palmeritas de chocolate, que se hacen en un plis plás y os van a encantar.

PALMERITAS DE NUTELLA
  • 1 lámina de Hojaldre
  • 1 bote de Nuetlla
  • Azúcar blanco
 En una superficie limpia, esparcir ázúcar y estirar la lámina de hojaldre. Aplastar un poco el hojaldre para que se pegue el azúcar. Con un cuchillo redondo, untar todo el hojaldre por arriba con la  Nutella y plegar en 2 partes uniendolas en el centro, echar de nuevo azúcar y aplastar un poco, repetir de nuevo la operación del plegado, es decir, doblar de nuevo en 2 partes hasta el centro, y por último, juntamos las 2 partes hasta obtener una tira ancha de masa. Rociamos por las dos partes con un poco de azúcar y refrigeramos durante 30 minutos en el congelador, procurando poner la masa en una superficie lisa. Transcurrido el tiempo, cortamos las palmeritas como de 1 dedo de grosor, y las disponemos en una bandeja dejandolas un poquito separadas (ya que aumentan durante el horneado).
Después horneamos a 175ºC durante unos 20 minutos o hasta que veais que están doradas.
 
 
 
 
video
 
 
 
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha encantado creo q voy a probar eres fantástica.besitos.patito

Noemí Borrego Miras dijo...

Gracias Patito. Prueba, que ya verás como son facilísimas de hacer. Un besito y ya me contarás.