martes, 1 de abril de 2014

Bizcocho de Limón (LSE)



"Oh, sabor sabor, a fresa y a limón... a mermelada de miel de abejas sabes hoy". Así empieza una canción de Rosario Flores, y eso es lo que tiene la entrada de hoy, mucho sabor sabor a limón.
Os traigo el archiconocido bizcocho de limón con la medida del vaso de yogur, también llamado Bizcocho de Limón de toda la vida, (por lo menos así lo llaman los de mi alrededor cuando están cansados de cupcakes de mango, o tartas de castañas...y me dicen muy sutilmente: "muy buena la tarta pero, ¿para cuándo un bizcocho de toda la vida?"jajaja).
 Pues bien, un bizcocho de limón de los de toda la vida debe cumplir con las siguientes premisas: por un lado que tenga un sabor intenso a LIMÓN y por otro lado que sea ESPONJOSO.

Pues aquí va la receta (que seguro que todas y todos habéis hecho en multitud de ocasiones), pero también los trucos para que sepa a LIMÓN y sea MUYYYY ESPONJOSO.

video


BIZCOCHO DE LIMÓN
Medida el vaso de un yogur
  • 4 huevos tamaño L (temperatura ambiente)
  • 1 yogur de limón
  • 3 medidas de harina (yo suelo echar 2 de harina de trigo y 1 de harina de maíz)
  • 2 medidas de azúcar
  • 1 medida de aceite (oliva suave o girasol)
  • la corteza de un limón rallada (el limón debe ser de los de corteza dura y muy oloroso)
  • 1/2 sobre de levadura (tipo Royal)
  • 1 sobre de gaseosilla El Tigre

    Si se desea hacer más grande sólo hay que doblar las medidas.
Separamos las claras de las yemas y batimos las claras a punto de nieve (deben de quedar blancas y firmes). En otro bol batimos las yemas con el azúcar hasta que quede una crema de color amarillo claro. Echamos el yogur de limón, el aceite y la ralladura del limón, (teniendo cuidado de no rallar la parte blanca porque amargaría), y continuamos batiendo. Por otro lado tamizamos la harina (para evitar grumos) y la echamos a la masa que tenemos poco a poco y batiendo muy despacio, para no meter aire. Por último incorporamos las claras batidas a punto de nieve con movimientos envolventes (con una pala o  lengüeta, no con la batidora) y lentamente hasta que queden bien mezcladas.

Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos un molde (untamos de mantequilla y echamos harina, quitando el excedente) y vertemos la masa el el molde. Introducimos en el horno y horneamos durante 25 o 30 minutos aproximadamente (va a depender del horno) con calor arriba y abajo. Pasado este tiempo cogemos un palillo largo (por ejemplo de pinchitos) y pinchamos para determniar la cocción, es decir, sabemos que el bizcocho está listo cuando el palillo salga totalmente limpio. En el caso de que se esté dorando demasiado por encima y aun no esté perfectamente cocido, podemos porner un trozo de papel de aluminio encima.

Una vez que lo sacamos del horno lo dejamos enfriar en el molde encima de una rejilla.

Se puede degustar tal cual, o bien añadir encima azúcar glas o glaseado de limón.  

Glaseado de limón: exprimir un limón y mezclar con un poco de agua. Después incorporaremos azúcar glas. Batir hasta conseguir que se disuelva bien el azúcar.
 






1 comentario:

loli dijo...

Que ricoooo!!